Hradčanské náměstí
Praha 1

El Castillo de Praga, con 570 metros de largo y unos 130 de ancho, está considerado como la mayor fortaleza medieval del mundo. Además, en el complejo palaciego podrás disfrutar palacios y edificios religiosos de varios estilos arquitectónicos.

En una visita guiada por el castillo podrás ver las Joyas de la Corona de Bohemia, algunas salas tan famosas como el Salón de Ladislao y varios museos, incluyendo la colección de arte barroco de la Galería Nacional, una colección dedicada a la historia de la República Checa, el Museo de los Juguetes y una galería de pinturas del castillo.

El Castillo de Praga fue construido durante el siglo IX como pequeña fortificación de madera que se reconstruiría más adelante en piedra, convirtiéndose en el centro del poder político y cultural del país. Ya en el siglo XIV, durante el reinado de Carlos IV, el castillo fue totalmente reconstruido en un estilo gótico y más adelante se añadieron sus trazos renacentistas.

Este castillo era la antigua residencia de los reyes de Bohemia, que a partir de 1918 pasó a ser la sede presidencial del país. Ahora, podrás disfrutar de un gran complejo palaciego donde destaca la Catedral de San Vito, de estilo gótico, el Convento de San Jorge y su basílica, de estilo romanesco o el Palacio Lobkowizk y la galería de pintura renacentista y barroca que ahora alojan las antiguas caballerizas. También son de visita recomendada los jardines reales.

Guía de Praga

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.