En Menorca encontrarás una gran riqueza de yacimientos prehistóricos, tanto monumentos como cuevas. Esta isla es un paraíso para los amantes de la espeleología, con unas cincuenta grutas terrestres y una decena de cuevas submarinas. Estas cavidades han sido normalmente formadas por los efectos de filtración del agua de lluvia, aunque también hay casos de cuevas artificiales o ampliaciones de las cuevas ya desde épocas prehistóricas.

Junto con los otros yacimientos arqueológicos que configuran la fisonomía de esta isla, las cuevas han permitido el estudio de la sociedad menorquina primitiva. Ahora, muchos de los hallazgos que se hicieron en las cuevas de la isla se exponen en varios museos. Algunas de las cuevas más interesantes son La Cova des Carritx, la de Es Mussol y la Cova del Pas.

Algunas de las cuevas de Menorca son impresionantes por su tamaño. La cueva de Es Coloms se conoce en la isla como la catedral, por sus espectaculares dimensiones y la encontrarás en el barranco de Binigaus. La Cova del Pas era una cueva sepulcral prehistórica donde se encontraron restos de huesos y cuerpos momificados de 22 personas.

Guía de Menorca

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.