Plaza Cibeles, s/n
Madrid

La Fuente de la Cibeles es el símbolo más conocido y más querido de Madrid. La estatua de la diosa Cibeles, una de las divinidades más antiguas de Asia Menor, fue realizada con más de 10.000 quilos de mármol blanco y se erige en el centro de Madrid. Esta estatua es protagonista tanto de las fotos de los turistas como de las victorias del Real Madrid.

La Cibeles fue diseñada a petición del rey Carlos III, en 1777. Cinco años más tarde, se edificó la fuente y se situó delante de la Estatua de Neptuno, en el Paseo de Recoletos, muy cerca del Palacio de Buenavista. Casi un siglo más tarde, en 1865, la fuente de la Cibeles se trasladó a su actual ubicación.

Si viajas a Madrid busca La Cibeles en el Barrio de los Borbones, en una plaza donde también encontrarás los edificios de Correos y Telégrafos o de Comunicaciones, la sede del Banco de España y la Casa América.

Muy cerca de la Plaza de la Cibeles, acércate a admirar la famosa Puerta de Alcalá, de estilo neoclásico. Siendo, al lado de La Cibeles, uno de los monumentos más queridos de la ciudad, La Puerta de Alcalá se construyó para ser utilizada como una de las puertas de entrada al recinto amurallado.

La Puerta de Alcalá fue diseñada por Fernando Sabatini, también a petición de Carlos III. El monumento está decorado con motivos militares y consiste en tres arcos centrales y dos puertas laterales. Además, las dos caras del monumento son totalmente diferentes.

Volver a Monumentos en Madrid

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.