Barcelona es una verdadera meca para los turistas que buscan el sol mediterráneo. Con más de cuatro kilómetros de playas, el magnetismo que irradia de la ciudad aumenta considerablemente durante los meses de verano.

Barcelona cuenta con seis zonas de baño, repartidas en las playas de Sant Sebastià, la Barceloneta, Nova Icària, Bogatell, Mar Bella y Nova Mar Bella, donde cada año se refrescan unos siete millones de personas.

La Mar Bella y la playa de Sant Sebastià tienen ambas zona nudista, y todas las playas de Barcelona cuentan con los equipamientos indispensables, Cruz Roja, lavabos y papeleras, así como bares y chiringuitos donde tomar un refresco durante el día o unas copas de noche. Pero si quieres escapar de las aglomeraciones, puedes visitar otras playas fuera del núcleo urbano de Barcelona, como la de Sitges o las de la Costa Brava.

En verano, las playas urbanas se limpian tres veces al día y disponen de vigilancia y fuentes de agua potable. En estas playas podrás practicar todo tipo de deportes, desde voleibol en la arena hasta surf en los días de más viento.

Volver a Barcelona

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.