Situada en la llanura del Nilo y a orillas del mar Mediterráneo se extiende la mítica ciudad de Alejandría. Esta ciudad, que nació como un pequeño pueblo de pescadores llamado Rakotis, se convirtió, con la llegada de Alejandro Magno, en una impresionante capital. Centro de la ciencia y la cultura de la época, fue una ciudad cuyo faro iluminó todo el Mediterráneo.

Capital de artes y letras y elegida por la realeza, Alejandría cobijó el amor entre Cleopatra y Marco Antonio. Una ciudad abierta al mar Mediterráneo que sorprende con sus monumentos, sus construcciones, su cultura y sus playas… inmensas extensiones de arena que se extienden desde la bahía de Alejandría hasta 140 kilómetros alrededor.

En Alejandría visita el fuerte de Qatibay, situado al norte de la bahía, las murallas de una antigua fortaleza mameluca construida en el siglo XIV. Pasea por Anfuchi, un barrio de marineros con cafés decorados con azulejos y restaurantes de pescado y entra en el Museo Grecorromano, donde podrás ver reliquias que datan del siglo II a.C. y que alberga una colección de esculturas, momias, sarcófagos, cerámica, joyas y antiguos tapices.

También destaca en Alejandría la famosa columna de Pompeyo, de casi 30 metros de alto, y construida en granito rosa de Asuán. Otra visita imprescindible son las catacumbas de Kom el-Shuqafa, que datan de los siglos I y II. Estas catacumbas son el lugar de sepultura romano más grande del país, con tres niveles de tumbas, cámaras y vestíbulos y que llegaron a acoger a más de 300 cuerpos. Finalmente, vale la pena también detenerse para admirar la nueva biblioteca de Alejandría, inaugurada en octubre de 2002, un inmenso cilindro de vidrio y aluminio.

Guía de El Cairo | Excursiones desde El Cairo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.