Una excursión muy recomendable desde Toronto es una visita a las famosas Cataratas del Niágara, situadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Estas espectaculares cataratas tienen una altura de unos 236 metros sobre el nivel del mar y están formadas por tres grupos de cataratas, las canadienses, pertenecientes a Ontario, las lupas americanas, Nueva York y las más pequeñas, conocidas como Velo de Novia.

Su origen se remonta en una glaciación y durante el siglo XIX ya se popularizaron estas cataratas como destino turístico. A ambos lados de la frontera han nacido las ciudades de Niagara Falls de Ontario (Canadá) y Niagara Falls de Nueva York (Estados Unidos), y cuentan con el Aeropuerto Internacional Cataratas del Niágara.

Al atractivo natural de las cataratas hay que sumarle el atractivo que han suscitado los numerosos intentos de atravesarlas desde que en 1829 Sam Path saltara desde las cataratas y sobreviviese. Escenario de películas como Niágara, de 1953 y protagonizada por Marilyn Monroe, además de Superman II, estas cataratas han sido el destino elegido para muchas Lunas de Miel.

En el lado canadiense, el Parque Reina Victoria cuenta con plataformas de observación y varios senderos conducen a observatorios. Desde la Torre Skylon verás las cataratas desde una gran altura al tiempo que contemplas en la lejanía la ciudad de Toronto y el Puente Rainbow ofrece la vista más cercana a las cataratas. También hay servicios de crucero que te conducirán pro el río Niágara y te levarán hasta bajo las mismísimas cataratas.

Guía de Toronto

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.