El barrio de San Ángel empezó siendo una zona de cultivo de flores y huertos, que a finales del siglo XIX se convirtió en un lugar muy popular para las familias adineradas mexicanas, donde construyeron lujosas residencias campestres.

Aunque todavía se puede respirar el aire apacible del barrio de San Ángel, esta zona ha ganado con el tiempo un gran empuje comercial. Todavía se conservan sus calles empedradas y las plazoletas románticas que invitan a perderse. Ahora podrás visitar muchas de las residencias del siglo XIX, reconvertidas en centros culturales.

Si te gustan los mercados, acércate a San Ángel un sábado, cuando en la Plaza de San Jacinto podrás comprar en el Bazar del Sábado todo tipo de artesanías y arte. En esta zona encontrarás también el antiguo Convento de las Carmelitas del siglo XVII y el Museo del Carmen.


Guía de Ciudad de México | Barrios en Ciudad de México