Los eventos religiosos son muy importantes en Roma. La celebración de la Navidad es, tal vez, la fiesta más esperada del año. Uno de los momentos más especiales para los creyentes católicos es la Misa de Gallo que se celebra la noche del 24 al 25 de diciembre en el Vaticano.

Si visitas Roma durante el período navideño, debes tener en cuenta que en fechas señaladas muchos puntos turísticos permanecen cerrados, igual que tiendas y restaurantes. Pese a estos inconvenientes, en Navidad, Roma se embellece más que nunca. En la Plaza Navona y Campo de’ Fiori podrás comprar en los mercados navideños dulces típicos como el panettone.

Las iglesias romanas se llenan de belenes, siendo el principal el de la Piazza di Spagna. Además, en nochebuena se celebra un concierto de música clásica al aire libre en la Piazza del Quirinale (Plaza del Quirinal) y en la Plaza del Popolo hay una fiesta popular para celebrar el fin de año.

Un recuerdo típico que puedes adquirir en muchos puntos y que puede servir de regalo para tus familiares y amigos, es la figurita de la bruja de la Befana. Es una figura que representa la bruja que según la tradición, visita las casas de todos los niños italianos la noche del 5 al 6 de Enero y va dejando los regalos en los calcetines de los niños si han sido buenos durante ese año, o carbón si se han portado mal. No pierdas tiempo y visita los mercadillos navideños de la ciudad en Navidad 2013. Y si además quieres pasar un fin de año diferente, consulta los vuelos a Roma con algo de antelación y comienza el año de la mejor forma.

Guía de Roma