Pensar en Irlanda evoca la imagen de extensos prados verdes cubiertos de ovejas… un pueblo rural que en los últimos años se ha convertido en una economía en pleno crecimiento. Descubre la República de Irlanda a través de sus tradiciones y folclore, visitando sus ciudades más cosmopolitas y sus pueblos rurales …

Entre las ciudades más importantes de Irlanda, visita su capital, Dublín. Aquí podrás disfrutar de una buena pinta de Guinness en el legendario Temple Bar y pasear por calles como Grafton Street. En el resto de Irlanda, visita los castillos medievales y las abadías más antiguas, trazando una ruta sin prisas.

En el sur de la isla encontrarás Cork, una ciudad joven y dinámica, con un gran legado cultural, llena de estudiantes y con edificios tan famosos como la iglesia de Shandon y la calle comercial St. Patrick. Viaja también al este de Irlanda, cerca de Galway sentirás el vértigo a flor de piel frente a los acantilados de Moher, los más altos e impresionantes del país. No te pierdas otras ciudades como Limerik, Shannon o Bray.

Aprovecha para escuchar música tradicional irlandesa en los pubs, probar la cerveza negra más famosa del mundo y degustar las especialidades de la cocina irlandesa… Descubre paisajes tan increíbles como The Burren o el lago de la Guinness, camina por parajes tan increíbles como Glendalough, el valle de los dos lagos y las siete iglesias …y, si el frío no te asusta, date un chapuzón en el Mar de Irlanda.

Irlanda es un país hospitalario y de tradiciones, visítalo en marzo cuando celebran las fiestas en honor a su patrón, el día de San Patricio, y deja que te invada su pasión por la música. Desde las voces celtas hasta los artistas más famosos del planeta, date una vuelta por la cultura irlandesa.