Cómo llegar a París

Aeropuertos

La forma más habitual de llegar a París es en avión, aterrizando en alguno de sus tres aeropuertos internacionales. Hay dos en la ciudad y uno en Beauvais, donde operan compañías de bajo coste.

En París encontrarás dos aeropuertos internacionales que absorben la mayor parte del flujo de vuelos a la ciudad, son el Aéroport Charles de Gaulle (CDG) y el Aéroport Orly (ORY).

El aeropuerto Charles de Gaulle, el más grande de los dos, está situado a 23 kilómetros de París y está conectado con el centro de la ciudad a través de un servicio de autobuses, trenes y taxis.

El segundo aeropuerto de París y el más céntrico es el aeropuerto de Orly, situado a 12 kilómetros al sur de París. Desde este aeropuerto se puede llegar al centro de la ciudad en tren, RER, y hay varias líneas de autobús que cubren la ruta.

El tercer aeropuerto que recibe vuelos a París es el aeropuerto París Beauvais Tillé, situado a 80 kilómetros de París. Este aeropuerto trabaja con compañías de bajo coste y está conectado con París a través de un servicio de autobuses directos.

Trenes en París

También es posible viajar a París en tren desde otras ciudades europeas. En este caso, conviene saber que en la ciudad hay seis estaciones ferroviarias que reciben trenes de largo recorrido, estas son la Gare du Nord, la Gare de l'Est, la Gare de Lyon, la Gare de Montparnasse, la Gare St-Lazare y, la más importante para los turistas españoles, la Gare d'Austerliz que conecta con Barcelona y Madrid. Todas las estaciones de tren están conectadas entre ellas y con el resto de la ciudad a través de servicios de metro, autobús y taxi.

Transporte público

El transporte público de París está dividido en ocho zonas, aunque las correspondientes al centro de la ciudad son únicamente la 1 y la 2. El centro de París está bien comunicado tanto en autobús como en metro.

El metro de París conecta toda la ciudad y es la manera más rápida para desplazarse. En total, el metro cuenta con 16 líneas y llega a unas 300 paradas. La principal estación de metro es Châtelet-Les halles, la estación subterránea más grande del mundo.

A parte del metro, podrás desplazarte con un ferrocarril urbano, el Réseau Express Régional (RER), que también ofrece conexión con los alrededores. El RER cuenta con 5 líneas, especialmente enfocadas en ofrecer servicio a los barrios periféricos pero que llegan hasta puntos más alejados como el Palacio de Versailles o Disneyland Paris.

El servicio de autobuses parisino cuenta con 60 líneas diferentes, aunque a consecuencia a la gran cantidad de tráfico que hay en París, el autobús no es un medio de transporte rápido. De todas formas, es interesante saber que existe un servicio nocturno cubierto por los Noctambus.

Aunque puedes encontrar oficinas de alquiler de coche tanto en los aeropuertos como en la ciudad, no es aconsejable circular por París en coche debido a la densidad del tráfico, especialmente caótico en horas puntas.

Transporte turístico

A parte de los transportes habituales, también existen otras formas de
transporte diseñadas para el turismo. Por una parte, encontramos los
barcos que navegan por el Sena como el Batobus, que ofrece una ruta por el centro histórico de París a través del río, y por otra los autobuses turísticos. En París ofrecen este servicio Les Car Rouges y L'Open Tour que cubren las principales zonas turísticas de la ciudad.

Guía de París

Transporte

Añadir comentario

Inicie sesión para enviar comentarios