Comer en Madrid

En Madrid no podrás evitar comer de tapas, una sana costumbre que consiste en acompañar toda copa de vino o cerveza con una pequeña ración de comida. Una sabia tradición que empezó el Rey Alfonso X ya en el siglo XIII y que ha convertido los tentempiés en sabrosos platos tradicionales.

Pero la oferta culinaria madrileña es mucho más extensa. Nutrida con influencias de todas las comunidades de la península, sus especialidades van desde el cocido madrileño hasta los callos o la tortilla de patatas. Y para los más sibaritas, Madrid cuenta con una amplia oferta de cocina internacional. Aquí podrás disfrutar tanto de una agradable velada en elegantes locales, como en animadas terrazas o entrañables restaurantes.