Carretera de Gernika a Santimamiñe, km 25, Bizkaia
Euskadi

Situado en el Valle de Oma, encontrarás este fantástico bosque de pinos, donde el pintor y escultor Agustín Ibarrola dejó su huella. Este artista creó un mundo fantástico de figuras humanas, animales y formas geométricas en un entorno natural. Los troncos pintados ofrecen imágenes divertidas y sorprendentes, algunas sólo visibles desde un punto determinado.

Ojos, labios, ondas, un arco iris… todo es posible en este bosque. La obra de Ibarrola está expuesta desde 1991 en los troncos de más de 500 pinos, formando un museo natural de gran originalidad y controversia. Se puede llegar en coche a través de la carretera que une Guernica y Arteaga, donde encontrarás la desviación a las cuevas de Santimamiñe y un restaurante, Lezika. Un paseo andando te llevará al bosque pintado.

El famoso Bosque de Oma es famoso por su originalidad en el mundo entero y conocido también con el nombre de bosque encantado. Desde aquí aprovecha para completar la excursión visitando las cuevas de Santimamiñe, la ría de Guernica o el cabo de Ogoño.

Guía de Bilbao | Excursiones desde Bilbao

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.