Situado en el norte de África, Egipto es un país que ha fascinado a generaciones de viajeros y que sigue atrayendo a gente de todo el mundo. Este país, bañado por las aguas del Mediterráneo, las del mar Rojo, y surcado por el caudaloso Nilo de sur a norte, fue hogar de una gran civilización, la del Antiguo Egipto. Durante su historia se crearon colosales monumentos dedicados a dioses y faraones, obras arquitectónicas de gran envergadura que han llegado hasta nuestros días para convertir al Egipto actual en un lugar único en el mundo.

Aquí podrás visitar las inmensas pirámides de Giza y el esfinge, los museos donde se guardan los tesoros y las momias de poderosos faraones, desde la famosa máscara de Tutankamón hasta las joyas y tesoros más codiciados. Haciendo un crucero por el Nilo, Egipto te ofrece también la posibilidad de visitar los restos arqueológicos del Valle de los Reyes, los Templos de Abu Simbel o Luxor y descubrir una cultura que sigue viva. Ahora puedes descubrir todos los misterios de Egipto en un viaje único.

Visita la impresionante metrópolis de El Cairo, donde encontrarás una gran cantidad de museos y mezquitas, en un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad. Entra en iglesias coptas y mezquitas con siglos de antigüedad, compra en el zoco más grande del país y, si tienes tiempo, sal del recorrido establecido y dirígete a otras ciudades como Alejandría, a orillas del mar Mediterráneo, o Puerto Saíd, cerca del canal de Suez. Pasea en camello por el desierto y relájate en un trocito de Edén, el Oasis de Siwa.