En Río de Janeiro podrás disfrutar de la auténtica cocina carioca, con las recetas típicas de Brasil y también con el sabor de otras culturas que han llegado hasta el país a lo largo de su historia.

Las especialidades de Río de Janeiro son el churrasco, o carne a la brasa, que suele comerse en un restaurante tipo rodizio, donde podrás comer todo lo que quieras por un precio fijo, y la feijoada, el plato nacional de Brasil, un potaje a base de legumbres, cerdo, arroz blanco y naranja, entre otros ingredientes.

Otras opciones que propone esta ciudad son los restaurantes de comida al kilo, donde pagarás según el peso, así como una gran cantidad de puestos ambulantes en las playas, parques y calles, donde podrás comprar todo tipo de exquisiteces. Los lanchonetes son restaurantes de comida rápida y las padarias, o panaderías, venden pasteles y comidas artesanales.

En Río de Janeiro encontrarás también una gran oferta de bebidas sabrosas y muy variadas. Desde la refrescante agua de coco, que se sirve en las playas, hasta el mate helado o los sabrosos zumos tropicales como el açaí, pero sin olvidar el popular guaraná, una bebida a base de una fruta tropical que se considera afrodisíaca, y la famosa caipirinha.

Guía de Río de Janeiro | Noche en Río de Janeiro