Estación de Corcovado, Rua Cosme Velho 513, Cosme Velho, Rio de Janeiro.

El monumento del Cristo Redentor es una de los portentos de Río de Janeiro y también una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo desde 2007. Esta estatua, que representa a Jesucristo y mide 38 metros de alto, se alza en la parte más alta del morro del Corcovado, a 710 metros por encima del nivel del mar.

El Cristo Redentor es visible desde la mayoría de barrios de la ciudad y es una excursión imprescindible en cualquier viaje a Río de Janeiro. Para llegar a la estatua podrás hacer el trayecto en coche o en transporte público, pero sin duda la forma más genuina de alcanzar el Cristo Redentor es a través del Ferrocarril de Corcovado, inaugurado en 1884.

Este tranvía sube a través de un frondoso bosque, en el Parque Nacional da Tijuca, y te conducirá hasta la estación de Corcovado, justo bajo la cima de la montaña. Aquí, después de un recorrido panorámico de unos 20 minutos, podrás acercarte a la imagen del Cristo Redentor, inaugurado en 1931 y uno de los iconos más conocidos de Brasil.

El Cristo pesa 1.145 toneladas y está recubierto con piedra jabón, un material que lo hace muy resistente al clima. El diseño de este Cristo monumental empezó en 1921 y fue construido en Francia. Ahora podrás entrar en la capilla, ver el monumento de cerca y contemplar unas asombrosas vistas de Río de Janeiro.

Guía de Río de Janeiro

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.