Comer bien es algo importante para los flamencos. Si te gusta la comida francesa en grandes cantidades, te va gustar la cocina belga. Te recomendamos solo pedir un plato cuando almuerzas o cenas en un restaurante ya que siempre son abundantes. Algunos de los platos más típicos de la región son anguila con salsa verde, quisquillas, filet américain y mejillones y patatas fritas. Aquí tienes algunos consejos para acostumbrarte a los hábitos culinarios belgas.

  • Olvida el horario español y adáptate a la vida belga. No encontrarás restaurantes abiertos a las 15h o las 23h.
  • Cuando pides un agua en una cafetería o restaurante, tienes que especificar si quieres sin gas ya que normalmente se sirve con gas.
  • Las propinas están incluidas en la cuenta en Bélgica.
  • Si te gusta tomar la lecha con tu cafecito o té, no hace falta pedirlo. En Bélgica es costumbre servirte la leche aparte con tu café o té.

Guía de Brujas | Noche en Brujas