Sidney es una ciudad rebosante de vida. A caballo entre la historia y la modernidad esta ciudad vive un momento esplendoroso, escenario de edificios tan famosos como la Ópera de Sidney o las sonadas fiestas de fin de año. Ciudad cosmopolita donde las haya, la mitad de los vecinos de Sidney han nacido fuera del país y su edad media está situada entre los 20 y los 40 años.

La historia de Sidney empezó hace miles de años, cuando la zona era habitada por tribus indígenas, pero su historia actual no empezaría hasta el descubrimiento europeo del continente australiano en 1770, de la mano de James Cook. En 1788 llegó a Sidney la primera colonia de convictos y colonos que estableció un puerto comercial.

Con el paso de los años, esta ciudad se ha convertido en un referente a nivel mundial, con monumentos tan conocidos como el Puente de Sidney y sede de eventos tan transcendentales como unas Olimpiadas. Déjate conquistar por el ritmo cultural de Sidney, sus playas de arena dorada y su gastronomía de influencias mundiales.